Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

23 feb. 2017

ANTONIO MACHADO Y SUS VISITAS A LA PROVINCIA DE CÁDIZ


Como cada año por estas fechas, publico algo sobre Antonio Machado, con motivo del aniversario de su muerte. En esta ocasión  un artículo de Francisco Arniz que aparece en el Diario de Cádiz de hoy.







 Comentari

La mayoría de los biógrafos de Antonio Machado citan el año de 1916 como posible fecha para la visita del autor de Campos de Castilla a nuestra ciudad, y, curiosamente, es la fecha que no se ha podido confirmar. En cambio, sí es posible demostrar otras dos visitas o estancias en El Puerto, como posteriormente comprobaremos.
Que el poeta sevillano estuviera en El Puerto tenemos constancia en, al menos, dos ocasiones. La primera de ellas en octubre de 1915, con motivo del enlace matrimonial de su hermano Francisco (Madrid, 19-2-1884/5-1-1950), funcionario de prisiones que residió en nuestra ciudad, en la calle Federico Laviña (Cielo), 76, con la joven portuense María de las Mercedes Martínez López, que tuvo lugar el día 22 del mencionado mes en la parroquia de San Joaquín.
La prensa local no recogió el acontecimiento nupcial, aunque sí la firma de esponsales, en los que se anunciaba la boda para la primera quincena de octubre, que se retrasó finalmente. La segunda de las ocasiones fue para asistir y apadrinar en el bautismo a su sobrina Ana Eulalia María de las Mercedes, fruto del matrimonio de su hermano Francisco y de su cuñada María de las Mercedes. Este tuvo lugar el 21 de mayo de 1917, y el nacimiento de la pequeña un día antes. 
La madrina de la ceremonia fue su madre, Ana Ruiz Hernández, viuda de Machado, la que le acompañó hasta sus últimos días, en Colloure, sur de Francia.
Un año y medio más tarde regresa de nuevo a El Puerto:
Una noche de verano.
El tren hacia el puerto va,
devorando aire marino.
Aún no se ve la mar. Cuando lleguemos al Puerto,
niña, verás
un abanico de nácar
que brilla sobre la mar.
Su segunda estancia en nuestra ciudad se prolongó algo más de un mes, como hemos podido comprobar por la prensa de la época, que aprovechó para visitar poblaciones cercanas como Jerez el mismo día del bautizo de su sobrina, y el 14 de junio, en que viajó acompañado de su hermano Francisco; dos días más tarde se registra otro viaje a Cádiz, cuna de su abuelo Antonio Machado Núñez. 
Suponemos que, por esos días, visitó también la vecina población de Puerto Real, que le inspiraría su canción:
¡Oh, Puerto Real,
con tus casas blancas
para muñecas de rosa,
Puerto Real,
y tus pinos verdes
cerca de la mar.
Pero ésta no será la única referencia a nuestra provincia, pues también se acuerda de la ciudad
en la que desemboca el gran río andaluz:
Desde Sevilla a Sanlúcar,
desde Sanlúcar al mar,
en una barca de plata
con los remos de coral;
donde vayas marinero,
contigo me has de llevar.
Aunque no es el único poema en que cita a la tierra de la manzanilla:
¡Oh Guadalquivir!
Te vi en Cazorla nacer;
hoy, en Sanlúcar morir.
Un borbollón de agua clara,
debajo de un pino verde,
eres tú, ¡que bien sonabas!
Como yo, cerca del mar,
río de barro salobre,
¿sueñas con tu manantial?
De la impresión que le causara El Puerto y sus alrededores durante sus estancias en nuestra ciudad apenas si existen los escasos versos que reproducimos. No hemos encontrado ninguna referencia en sus Prosas Completas.
Cabe suponer que estas visitas a sus familiares portuenses serían las que, años más tarde, le inspirarían su obra de teatro La Lola se va a los Puertos, que escribió en colaboración con su hermano Manuel.

24 ene. 2017

LAS REDES SOCIALES

La pólvora se puede utilizar para matar y se puede usar para fabricar fuegos artificiales; se puede emplear para hacer daño y para ayudar al ser humano. Lo mismo ocurre con las redes sociales, Twitter, Facebook especialmente: hay gente que las utiliza para opinar de manera constructiva, para criticar sanamente, para alegrar la vida a los demás, para informar; y hay gente que las utiliza para destruir, para atacar de forma viperina, para herir, para juzgar y condenar al prójimo sin darle opción a la defensa.



El mal uso de las redes sociales puede derivar en confrontaciones  verbales agrias, e incluso violentas, porque la capacidad de hacer daño que ya existía con el alcahueteo se ha elevado a la enésima potencia en estos tiempos en que todos utilizamos estos medios de comunicación, que son una maravilla, un instrumento magnífico al servicio de los ciudadanos y de la libertad de expresión, pero un arma letal para la buena convivencia si se emplean para injuriar y difamar a las personas.

2 ago. 2016

ENCUENTRO DE JÓVENES MÚSICOS DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ EN EL BOSQUE

Confieso, amigos blogueros, a los pocos que me quedan a causa de mis largas ausencias de este mundo del blog, que la muerte de María Jesús Fuerte, María Jesús Paradela, me ha quitado ganas de aparecer por aquí; pero tampoco quiero dejar de estar. Retomo con esta entrada el contacto con este mundillo bloguero.

Hace unos días, con motivo del Verano Cultural que se organiza en mi pueblo, una cincuentena de alumnos de los conservatorios de música de la provincia de Cádiz nos ofreció un concierto de lujo. Aquí podéis ver uno de los vídeos que con una de sus interpretaciones he elaborado. La banda sonora de La pantera rosa en versión bosqueña.




1 may. 2016

RECITAL POÉTICO

Con motivo del día del libro, se celebró un recital de poesía ofrecido por un grupo de vecinos. Se eligieron poemas de los más diversos autores, de todos los tiempos, y de la más variada temática. También leyeron algunos poetas locales sus propios poemas, de lo que hablaremos en otra ocasión. Aquí se pueden ver varias de los recitados que se llevaron a cabo:

El más joven de los recitadores, Juan Francisco, lo dijo así:



Un poema titulado "El fuerte lazo", lo recitó genialmente Blanca:


El joven Jose Guerrero y el más longevo del grupo, Salvador, recitaron un poema dialogado que mueve a la risa o como mínimo a la sonrisa:


José Manuel contó aquello de "yo me la llevé al río":


También hubo quien cantó. Carmen se tiró al ruedo de espontánea y nos cantó este poema de Alberti: 



Isabel nos recitó aquello de la luna que vino a la fragua:



El joven Esteban nos dijo aquello de "echa vino, montañés, que lo paga Luis de Vargas".


Emilio eligió un triste poema, "La ciega":


Una aragonesa, Merche, nos recitó un poema muy andaluz:


Loli nos recitó este poema de Rosalía:


Pedro nos deleitó con un poema de Cervantes:


Ana nos trajo las golondrinas de Bécquer:


Mari dedicó este poema a sus hijos:


Por último, yo elegí a mi poeta preferido:

11 abr. 2016

DÚO ZAHARA: GUITARRA CLÁSICA

Hace unos día, en el marco de una serie de actividades culturales organizadas por el Área de Cultura del Ayuntamiento de El Bosque, actuó el dúo Zahara, compuesto por dos ciudadanas alemanas enamoradas de nuestra tierra. Interpretaron varias piezas, entre otras esta de Enrique Granados, cuya música, entremezclada con varias imágenes del pueblo, puede disfrutarse en este vídeo.

22 mar. 2016

MARIA JESÚS, LA AMIGA DE PARADELA: HISTORIA DE UN ENCUENTRO

En el verano de 2011 nos echamos a la carretera sin rumbo fijo, a la buena de Dios. No había metas predeterminadas, aunque en el fondo yo tenía en mente una escala en Paradela para conocer a la amiga María Jesús. Fuimos parando en Zamora, en Toro, en Valladolid, en Oviedo, en Cudillero, en Orense... en Paradela, concretamente en el Pazo de Soutullo, una mansión maravillosa convertida en hospedaje. Cuando llegué, no se me ocurrió mejor manera de dar a conocer a María Jesús que yo andaba cerca de Paradela, que poner como portada de mi blog esta foto, una imagen perfectamente conocida por María Jesús, ya que se encuentra en el camino que a diario ella recorría para ir desde su casa a su trabajo.


Nos alojamos e inmediatamente nos pusimos a buscar la casa de María Jesús. No fue fácil. Recorrimos en coche y a pie aquellos caminos, preguntando, a la poca gente que nos encontrábamos, por la casa de la señora María Jesús Fuertes.



Nos indicaban más o menos por dónde podíamos llegar, pero no dábamos con la casa. Paradela es un núcleo urbano muy disperso. Finalmente, un señor que trabajaba en la calle, podando una enredadera, nos dijo con exactitud dónde era. Cuando empezamos a caminar por la calle que nos llevaba a la casa de María Jesús, vimos esto:

una señora que se subía en un coche rojo y que maniobraba para salir por la calle por la que nosotros caminábamos: era María Jesús, que había visto en mi blog la foto del Pazo de Soutullo que yo había puesto un rato antes y salía a encontrarse conmigo. En cuanto llegó a nuestra altura, me reconoció, paró el coche, nos saludamos y nos llevó a su casa. Pasamos la tarde charlando y nos despedimos con el compromiso de almorzar juntos al día siguiente. Yo le dije que traería el vino, un tinto de Toro que había comprado unos días antes a nuestro paso por esa ciudad.

El almuerzo fue pródigo en buenas viandas...






Compartimos mesa con la amiga Marisol (q.e.p.d.), la autora del blog que puede verse pinchando aquí con una hermana de María Jesús y con una amiga suya de la que no recuerdo el nombre, esta que aparece en la foto de abajo.


Tras el copioso y bien regado almuerzo, pasamos la tarde paseando por el campo, por el huerto de María Jesús, con sus caballos, Chispa y Cuco, y sentados bajo unos árboles charlando de lo divino y lo humano. Recuerdo que durante aquellos días andábamos compitiendo en uno de los concursos que María Jesús convocaba y yo, en mi entrada para ese concurso, incluí este vídeo, que recopila una serie de fotos de María Jesús, su familia y sus amistades.
   
               


Son muchos los recuerdos y las vivencias digitales compartidas con María Jesús, una mujer de rompe y rasga. Yo le tenía un gran aprecio y me encantaba verla entre los comentarios a mis entradas del blog. El último comentario que me hizo fue en una entrada que dediqué a Machado y ella me dijo lo siguiente: 

mariajesusparadela dijo...


"Algún día muchos estuvimos juntos cantando al hombre bueno al que tu cantas y lees.
Por aquí se te espera. Siempre se te espera."




La última entrada que publiqué en mi blog fue el día 21 de febrero de este año, como hago cada año  en recuerdo del fallecimiento un 22 de febrero de Antonio Machado, y se la dediqué a ella sin saber que ese 22 de febrero de 2016 había sido elegido por el destino para llevársela de entre nosotros para siempre. 




21 feb. 2016

MARÍA JESÚS, LA AMIGA DE PARADELA

Es verdad que llevo tiempo sin frecuentar como antes hacía a los amigos de este mundo bloguero. Es verdad que he entrado en una notable desidia en esta tarea de interactuar con los amigos de esta esfera digital que tanto nos llegó a atraer y divertir durante un tiempo a unos y a otros. También es verdad que a algunos amigos y amigas los leo de vez en cuando, entre otros a María Jesús, la amiga de Paradela. Esta tarde he visitado su blog con el deseo de leer sus andanzas en ese mundo mágico que rodea su casa allá en tierras orensanas y me he encontrado con el adiós de María Jesús. El corazón me ha dado un vuelco, se me ha acelerado, y la tristeza me ha envuelto y me ha llevado a escribir esto que ahora estoy escribiendo.

En casa de María Jesús en agosto de 2011: en primer término,
a la izquierda, María Jesús; a la derecha, Marisol.
María Jesús nos hizo pasar unos tiempos maravillosos cuando organizaba aquellos concursos literarios que nos invitaban a escribir a muchos para competir amistosamente entre nosotros y ciertamente aquella actividad generó relatos verdaderamente hermosos que llegaron a plasmarse en un libro impreso. Para mí era una satisfacción leer las entradas de su blog, leer sus comentarios en el mío. Le llegué a tener un gran aprecio a María Jesús y se lo sigo teniendo; es una gran mujer, tuve ocasión de conocerla personalmente en su casa, compartir con ella mesa y mantel, mantener varios ratos de conversación con ella, en compañía de mi mujer y de la común amiga Marisol (q.e.p.d.).

Suelo en estas fechas escribir cada año una entrada en mi blog en recuerdo a Machado, con motivo del aniversario de su muerte ocurrida un 22 de febrero. Este año, en esta entrada dedicada a María Jesús, voy a aprovechar la fecha para casar a don Antonio Machado con doña Rosalía de Castro, poeta gallega con la que Machado tiene mucho en común. He aquí dos poemas en que los dos hablan del hastío, del tedio en determinados momentos de la vida.


           Hastío

Pasan las horas de hastío
por la estancia familiar,
el amplio cuarto sombrío
donde yo empecé a soñar.
Del reloj arrinconado,

que en la penumbra clarea,
el tictac acompasado
odiosamente golpea.
Dice
la monotonía
del agua clara al caer: 

un día es como otro día;
hoy es lo mismo que ayer.


    Antonio Machado



A xusticia pola man


¡Tas-tis, tas-tis!, na silenciosa noite

con siniestro compás repite a péndola,

mentras a frecha aguda
marcando un i outro instante antre as tiniebras,
do relox sempre imóvil
recorre lentamente a limpa esfera.
(...)
I a péndola nomáis, xorda batendo
cal bate un corazón que hinchan as penas, (...)

¡Qué triste é a noite, i o relox qué triste,
si inquieto o corpo i a concencia velan

Rosalía de Castro

María Jesús, en la bloguería o fuera de ella te deseo lo mejor, que goces de la vida mucho tiempo y conserves tanta salud como los frutos de tu campo.



24 ene. 2016

PASEOS POR EL ALBARRACÍN: ENTRE MAJUELOS Y AULAGAS

Me encanta caminar por el monte de El Bosque, el Albarracín, y hacer fotografías de cuanto me va saliendo al paso y me brinda una bella imagen. Ayer por la tarde di uno de esos mágicos paseos y me traje estas postales del paraíso bosqueño:


El fruto del majuelo, pan de pastor
Paisaje que se disfruta desde el camino de las cabrerizas
Aulaga



29 nov. 2015

LA ÓPERA FLAMENCA "CARMEN" EN EL BOSQUE

He tenido la oportunidad de ver la ópera flamenca "Carmen" en la Plaza Multiusos de El Bosque. Ha sido una auténtica gozada, por la obra en sí y por el marco en el que se representaba. Hubo momentos emocionantes, pude captar algunos de esos momentos y los comparto aquí.




La historia que cuenta la ópera tiene lugar hacia 1820 en Sevilla, donde una hermosa gitana, Carmen, enamora de manera apasionada a Don José, un cabo de la guardia. Llevado por su amor, el cabo incumple sus deberes como soldado y acaba enrolándose en una banda de contrabandistas. Pero la gitana se enamora de otro hombre, el torero Escamillo. Loco de celos, Don José mata a Carmen.

Ese es el argumento, pero lo que verdaderamente destaca de esta versión montada por Salvador Távora, es la espectacular puesta en escena de esta ópera de Bizet.








18 ago. 2015

FEDERICO

La madrugada del 18 de agosto de 1936 le dieron muerte, quisieron callar su voz, pero su voz suena desde entonces más alta. Dos días  antes le detuvieron. Le acusaban de ser socialista, de haber sido secretario de Fernando de los Ríos y de ser homosexualEl gobernador civil de Granada telefoneó al general Queipo de Llano para comunicarle la detención del poeta y pedirle instrucciones; y el general, muy ocurrente él, criminalmente ocurrente, le contestó "dale café, mucho café". La madrugada del 18 de agosto de 1936, hace hoy 79 años, aquellos salvapatrias asesinos fusilaron a Federico cobardemente, junto al maestro nacional Dióscoro Galindo y a los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.
EL CRIMEN

Se le vio, caminando entre fusiles
por una calle larga,

salir al campo frío,

aún con estrellas, de la madrugada.

Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle a la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—.
... Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, ¡en su Granada!...

En Granada, como Antonio Machado dice en estos emotivos versos, y en otros muchos pueblos y ciudades, aquella madrugada y otras muchas madrugadas, hombres y mujeres inocentes cayeron abatidos por mentes asesinas.

En El Bosque otros nombres también se sumaron al de Federico: José Barea Fernández, Fernando Carretero Moscoso, Juan Gil Barea, Ildefonso Jiménez Olmedo, Antonio Marchante Gallardo, Miguel Melgar Moscoso, Juan Navarro Chacón, Antonio Sarmiento Gutiérrez, Juan Oliva Cava, Francisco Oliva Orozco, Manuel Trujillano Jarillo... Sirva este recuerdo, no para generar sentimientos de venganza, sino como mensaje que transmita la necesidad de que una sociedad no debe dejarse conducir por el odio y el rencor, sino por la tolerancia y el respeto.